Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 17 de marzo de 2012

Luis Enrique Sam Colop



Luis Enrique Sam Colop, escritor k’iche’, nació en Cantel, Quetzaltenango el 7 de diciembre de 1955, falleció el 15 de julio de 2011.  Abogado y notario por la universidad Rafael Landívar (1983), su tesis Hacia una propuesta de ley de educación bilingüe obtuvo el primer premio en la Facultad de Derecho ese año. Obtuvo una maestría en Lingüística por la Universidad de Iowa City y un doctorado por el Departamento de Inglés de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, donde escribió la disertación Maya Poetics.

Entre sus publicaciones están: “Bosquejo de algunos temas de la gramática k’iche’” en Lecturas sobre la lingüística maya (Cirma, Guatemala, 1990); Cinco siglos de encubrimiento: a propósito de 1991 (Editorial Cholsamaj, Guatemala, 1991) texto que fue traducido al italiano (Bonnano Editore, Catania, Italia 1992) y publicado en español por la revista Global Justice de la Universidad de Denver Colorado y en inglés en Maya Cultural Activism in Guatemala (editorial de la Universidad de Texas, Austin); “Xajoj Tun vs. Quiché Vinak”, revista Encuentro del Instituto Guatemalteco de Cultura Hispánica (1993); Popol Wuj: versión poética kíche´ (Editorial Cholsamaj, 1999).

Participó en congresos de Latin American Studies Association, American Anthropological Association, Congreso Internacional de Americanistas y dictado conferencias sobre lingüística, literatura maya y temas jurídicos mayas en universidades de Estados Unidos y Ecuador.

Fue becario del Instituto Interamericano de Derechos Humanos de Costa Rica, de la Fundación Guggenheim de Nueva York, de Plumsock Mesoamerican Foundation, de la American Philosophical Society de Filadelfia. Obtuvo dos veces la beca Fulbright, y la Newberry Library de Chicago le otorgó una beca para edición.

Durante varios años publicó dos veces por semana una columna en el diario Prensa Libre.

Su trabajo más reconocido nacional e internacionalmente fue la traducción, en versión poética, del Popol Wuj. En la introducción del libro dice Sam Colop: “En la mayoría de traducciones se ha obviado el lenguaje en el que fue escrito el Popol Wuj. Se han enfocado más en su contenido. El lenguaje en que fue escrito este libro, combina verso y prosa.”



Pocos libros en la historia reciente de la actividad editorial en Guatemala han sido tan comentados como la versión del Popol Wuj de Sam Colop, veamos algunos comentarios:

“Nos han devuelto la palabra original. Sam Colop limpia, capa tras capa, las veladuras que por siglos han cubierto la historia de un pueblo, sus mitos, narraciones y leyendas fundantes. Esta traducción marca un hito en el lugar de la identidad mesoamericana y de la literatura mundial... Desde su ser maya k’iche’, Sam Colop nos ha restituido un libro original a partir del lenguaje poético en que fuera escrito, para recordarnos que la escritura y la belleza han existido de este lado del mundo desde tiempos inmemoriales. En ese contexto, poner a dialogar a los abuelos y abuelas con los hombres y mujeres de hoy, es un acto de fe que le da sentido al verdadero propósito humano de la trascendencia.” (Carolina Escobar Sarti).

“... no estamos ante una traducción más, sino acaso ante la definitiva, merced al extraordinario trabajo de un lingüista con el talento, el saber y la dedicación del doctor Luis Enrique Sam Colop... Sam Colop aventaja a los traductores anteriores en tener la lengua quiché por lengua materna, lleva más de 25 años dedicado al estudio de la poesía maya y, por si eso no fuera bastante, ha mantenido consultas permanentes con destacados especialistas de las culturas precolombinas de Guatemala, como Robert Carmack, Christopher Lutz y Dennis Tedlock. De ahí que me haya atrevido a calificar de definitiva esta versión...” (Francisco Pérez de Antón, Premio Nacional de Literatura “Miguel Ángel Asturias”, 2011).

“Mucho más allá de ser una traducción prodigiosa, esta versión del Popol Wuj del Dr. Luis Enrique Sam Colop es un diamante cuyas refulgencias poéticas se desplazarán aun al otro lado del fin de los tiempos, lo cual, en el caso de una anomalía como Guatemala, es remontarse al primer día de la inane historia nacional mestiza. En ningún corazón habrá más desesperanza luego de leer y releer las magnificencias que del idioma k'iche' al español trajo el Dr. Sam Colop, dador de las pocas palabras con linaje que nos quedan.” (JL Perdomo Orellana).

“La más reciente es la versión de Sam Colop, quien acertadamente optó por presentar una traducción poética, que convierte la epopeya precolombina en un poema de versos libres y no más en un relato narrativo. Los versos cobran sonoridad y ritmo en la medida que se cortan las líneas para pronunciar cada una conteniendo el aliento. Tal planteamiento multiplica las posibilidades de comprender las metáforas, y a ello suma un extraordinario trabajo de análisis filológico en las notas numeradas para asistir al interesado.” (Méndez Vides).

Más información:





1 comentario: